martes, 3 de julio de 2012

La contaminación, la caida de pelo y el acné

La contaminación producida por la combustión de Hidrocarburos (motores de coches, camiones, centrales térmicas y peor aún las refinerías), es la causa principal de gran parte de las desgracias de nuestra sociedad actual: caída de pelo, enfermedades de piel, acné, asma, aumento de alergias, insuficiencia respiratoria, ansiedad provocada por la mala oxigenación cerebral, falta de concentración, cansancio... Como sucede: El carbón (origen vegetal) y el petroleo (probable origen microorganismos marinos o lacustres) surgen de la semi-descomposición de materia orgánica muerta, que queda sepultada y atrapada por capas de sedimentos. Estos sedimentos las cubren o se mezclan con ellas y son ricos en sulfatos y metales pesados provenientes de la ala actividad volcánica de la época. Estos sulfatos y metales pesados, junto a los nitratos propios de la descomposición proteica de esta materia orgánica muerta, son los responsables de la contaminación que más problemas a la salud nos producen. El petroleo (una liquido denso y negro) ha de ser "refinado", ya que si arde como tal, la toxicidad de sus gases es mortal a medio plazo. Un filtrado logra separar la mayor parte de los metales pesados y otras sustancias, que en la refinería se queman (las poblaciones cercanas que respiran los humos derivados se encuentran entre las de mayor incidencia de cáncer del planeta), o son enterrados (contaminando los acuíferos), o vertidos al mar... Cuando la gasolina llega a las ciudades está relativamente limpia, no así el diésel (menos refinado), y su combustión produce vapor de agua y CO2, relativamente inocuos para nuestra salud. Pero también liberan otros gases: partículas sólidas ricas en los peligrosos metales pesados, gases derivados de los sulfuros y nitratos (oxido nítrico y nitroso así como dióxido de azufre). Las partículas ricas en metales se introducen en los poros de la piel, el pelo y vías respiratorias, siendo cuerpos extraños para el cuerpo que los rechaza: los trata de aislar rodeándolos de grasa y produciéndose procesos inflamatorios. Los gases de óxidos de azufre y nitrógenos son inestables y reaccionan inmediatamente con los líquidos de la piel, vías respiratorias... convirtiéndose en ácido sulfúrico y ácido nítrico y nitroso, que "queman" y resecan la piel y vías respiratorias (nariz, boca, laringe, bronquios, pulmones). La acción de ambos es responsable y agrava todo tipo de enfermedades típicas de las ciudades: caída de pelo, acné, caries, asma, anoxia, psoriasis, infecciones de vías respiratorias, alergias, cáncer de las vías respiratorias y de la piel. Para prevenir todos estos problemas, lo mejor sería salir del radio de acción de los focos de contaminación (carreteras, ciudades, térmicas, incineradoras, refinerías...), ó sustituir estos focos de contaminación por alternativas (coches eléctricos, centrales eólicas, solares,...). Pero... cuando nos vemos atrapados en una de estas zonas de gran contaminación, y los políticos acuciados por los empresarios del petroleo no toman medidas... ¿Qué podemos hacer?: - Votar a un partido que disminuya o elimine la contaminación. - Salir a menudo al campo a respirar aire puro, y a ser posible dormir en el campo al menos una noche a la semana. - Lavarse con agua y jabón constantemente, en especial cuando regresamos a casa después de un largo día: recuerda que los musulmanes deben limpiarse 5 veces al día manos, cara, pies, sobacos y entrepierna. Así que no pienses que te lavas demasiado. - Dúchate y lávate el cabello siempre que llegues de la calle a casa y ponte ropa límpia, la ropa de la calle lávala. - No te preocupes si te lavas el pelo dos veces al día y la cara cuatro. No escuches los falsos comentarios de que lavarse demasiado el pelo es malo (si te lavas 5 veces el pelo al día puede serlo, piensa que algunas personas se lo lavaban por la mañana, después del gimnasio, por la tarde en la piscina y de noche antes de cenar, y eso si era un exceso). - Cambia de hogar a una zona menos contaminada. Si te fijas, las clases altas suelen vivir en zonas de la ciudad con menos contaminación. En Madrid se van a la carretera de la Coruña, donde el viento llega fresco de la sierra. La gente que vive en Vallecas o en Getafe respira toda la contaminación que el viento norte arrastra de toda la ciudad hacia el sur. Las clases altas de Las Rozas tienen pelos y piel más bonitos que los adolescentes del Sur de Madrid. Es mejor vivir en el Barrio del Pilar que en Aluche. No es por que usen mejores cremas, es porque el aire que les toca está menos contaminado y no dudan en ducharse dos veces al día (mañana y tarde), pelo incluido. - Enjuagaté antes de dormir nariz y boca con agua y una punta de bicarbonato (que neutraliza los ácidos que se han formado). Tendrás menos caries e infecciones respiratorias. Espero que esta información te halla ayudado a mejorar tu penosa vida en las ciudades y sal más al campo, te ayudará. Y espero que esta locura de la quema de diesel acabe pronto. Un saludo a todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe aquí tus opiniones, preguntas o conocimientos sobre el tema.