lunes, 20 de diciembre de 2010

abrazarse a un arbol, caminar descalzo y la electricidad estática

Habrás odio muchas veces que abrazarse a un arbol da paz, o que caminar sobre la hierba descalzo es muy relajante... Lo cierto es que lo es. Yo pensaba que el  mero echo del ritual de quitarse los zapatos, de hacer algo diferente, caminar descalzo lentito y  respirando, relajaba por si solo, pero resulta que hay aún más.


Sería un amigo, controlador aereo, quien me lo explicaría. Resulta que en las torres de control de los aeropuertos, hay una gran cantidad de aparatos electricos y por ello mucha electricidad estática. Tienen como norma de la empresa bajar cada 40 minutos y caminar descalzos 5 minutos, así la electricidad estática pasa al suelo. Puede que los demás no trabajemos en una torre de control, pero si estamos expuestos a diario y nos vamos cargando sin saberlo de electricidad estática. Quien no acaba agotado a la hora de pasear por un supermercado, rodeado de luces, cables electricos, neveras, congeladores, televisores... nuestro cuerpo se carga rapidamente de electricidad estática y nos sentimos atontados. Basta con quitarse un zapato, apoyar el pie en el suelo, moverlo 2 minutos sintiendo el frescor, y de golpe empezamos a sentirnos mejor!. Las suelas de los zapatos de hoy en dia son de goma, mucho más amortiguantes y cómodas, pero absolutamente aislantes de la electricidad, asi que toda la electricidad estática que vamos absorviendo, la vamos acumulando (¿cuantas veces te ha dado un calambrazo al abrir la puerta del coche?). Ahora mismo, sentado al ordenador, ¿llevas los zapatos puestos? mal!. Quitatelos!. Veras como en pocos minutos estás más a gusto y relajado, y la cabeza te duele menos (auunque la luz de la pantalla te acabará quemando las retinas y dando dolor de cabeza igualmente). Prueba, no esperes, quitaté los zapatos!. Y si el suelo está demasiado frio, quitatelos dos minutos, muevelos contra el suelo, y ponte de nuevo los zapatos. Cada media hora repite la operación.
Si tienes hijos, veras como haciendo este simple ejercicio están más tiempo y más felices estudiando.
Sentarse apoyado contra un árbol, o abrazarlo, hace el mismo efecto: la electricidad estática a los 2 minutos se ha ido de nuestro cuerpo y nos invade una sensación de bienestar...
;)


1 comentario:

  1. Para nada me gusta estar descalza porque soy friolenta , pero tal vez lo intente :)

    ResponderEliminar

Escribe aquí tus opiniones, preguntas o conocimientos sobre el tema.