martes, 14 de diciembre de 2010

Las casas encaladas blancas con las ventanas y puertas azules de marruecos

Si has viajado a Marruecos, a los Españoles son pilla ahí al lado, habrás observado en muchos pueblos las casas encaladas de blanco y las ventanas y puertas pintadas de azul celeste.

Queda precioso!

Pero su significado va mucho más allá.
El encalar las casas es una costumbre muy antigua en todo el mediterraneo que se puso de "moda" para desinfectarlas en la época de la peste.
La cal viva mezclada con agua genera un elevado calor que mata cualquier tipo de microorganismo.
Por ello, los pueblos que se "encalaban" solían escapar de más enfermedades que los que no lo hacían, como el bacilo de la tuberculosis, que al ser escupido queda latente durante años en forma de espora.
En el caso de la peste, cuyo animal vector es el ratón y otros mamíferos, el encalar calles y casas hacía más visibles a estos roedores que acababan por huir, a riesgo de ser cazados por los gatos.

En Marruecos además se ha añadido el color azul, en especial a puerta y ventanas, muchas veces extendiendose al muro que las rodea o incluso a la calle entera.
La explicación que dan los marroquies es que allá donde hay azul cielo, las moscas y sobretodo, los mosquitos huyen a otras zonas mas oscuras.
Los pueblos pintados de azul, parece que se libraban de muchas enfermedades como la malaria (¿sabías que hasta en España había malaria en el levante hasta principios de este siglo?)

En la actualidad los paises occidentales "modernos" secan todas las zonas lacustres (lagunas con poca profundidad), ya que los mosquitos y otros insectos voladores, ponen sus huevos en el barro de las orillas. Sin orillas, no hay mosquitos. Evidentemente tambien nos cargamos al resto de insectos que tienen la misma costumbre (ponen los huevos en el barro que los protege del cambio de temperaturas y los mantiene hidratados, ademas de proporcionarles alimento cuando salen las larvas), por no hablar de la desaparición de todas las aves que venían a estas lagunas a descansar o incluso a anidar.

Otra solución de los paises "modernos" es el salvaje uso de los pesticidas en estas zonas pantanosas. Se rocian desde avionetas. En los años 50 y 60 se uso en especial el DDT y después otros organofosforados.
Todos, pero muy en especial el ddt, son responsables de envenenar las aguas subterraneas, de las que luego beben los pueblos de la zona. Las mujeres embarazadas son las que mas sufren los efectos de estos pesticidas dando a luz fetos muertos o hijos con malformaciones físicas, metabolicas y psicológicas severas.

Así que visto el panorama, la idea de los simpáticos aldeanos de marruecos no me parece pero que nada descartable en nuestros días...

Este es un claro ejemplo de que aún nos queda mucho por aprender del pasado.
Es cierto que hemos avanzado en muchos campos en la lucha contra enfermedades, en especial el cambio ha sido radical con el uso del jabón y el agua caliente... y de esto seguiremos hablando...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe aquí tus opiniones, preguntas o conocimientos sobre el tema.