martes, 28 de febrero de 2012

China crece vs Occidente bajo el yugo de las patentes

Quizas poca gente conoce el poder de las patentes en Occidente y su repercusión en el estancamiento y declive de las economias occidentales.
Las patentes, en un principio al servicio de los inventores e inversores, para proteger sus descubrimientos y poder explotarlos sin competencia, elevó el interés y la inversión en investigación.




Pero lo que fuera "caviar" para hoy, se ha convertido en hambre para mañana.
Patentar un invento a nivel mundial, es caro. Los inventores no pueden hacer un desembolso tan grande (unos 12.000 euros en el 2010) por cada una de las ideas que tienen, mucho menos ponerlas a funcionar. Solo los grandes inversores, que no tienen las ideas, pueden hacerlo.
En USA ha existido una simbiosis entre inventores e inversores: se pagaba excelentemente o en porcentaje de beneficios a los inventores, por lo que estos cedian sus ideas que eran patentadas por los empresarios.

En paises como España nunca ha funcionado este sistema: No existe una cultura de patentar ideas, nadie sabe realmente como se hace, y los empresarios quieren ideas gratis: las roban o copian tan rápido y descaradamente como pueden: los jóvenes inventores hartos no se atreven a sacar sus ideas a la luz, y tampoco se atreven a gastar todos sus ahorros en patentarlas a nivel mundial.
Los jovenes con ideas pronto se cansan de ver como les roban a cambio de ser explotados como becarios o con trabajos temporales. Nadie joven quiere aportar en España.

El modelo de patentes ha funcionado durante unas décadas. Pero llega un momento que se estanca: AL permitir el monopolio de una empresa sobre una idea o invento importante, esta puede abusar en el precio que cobra por el producto que solo ellos tienen derecho a fabricar. La ley basica de la libertad de mercado que hace que varias compañias compitan por fabricar mejor y mas barato, desaparece. Las patentes solo defienden un sistema de monopolio de precios exagerados, que lleva a la economia a crear unos pocos ricos y a empobrecer a la sociedad en general.

Ademas los nuevos jovenes, que basados en esas ideas patentadas, progresan con nuevos inventos, se ven frenados, porque deben pagar derechos por el uso de ese invento antiguo para sacar adelante el invento nuevo. La investigación se frena, no se puede continuar.

El sistema de patentes genera una sociedad de desigualdades: ricos y pobres.

Que sucede cuando un empresario no puede fabricar nuevas ideas porque incorporan inventos anteriores....

Y aqui surgió la solución: los paises no adheridos al tratado de patentes y derechos de autor. China es uno de ellos, y durante decadas se dedico a hacer pobres copias de lo que capturaba en occidente: todos conocemos las radios de mala calidad baratas de China. Hecho en China durante décadas fue un símbolo de mala calidad.

Pero... China resultó un pais ideal para los fabricantes occidentales que se veían frenados por las leyes de patentes. Pronto jóvenes empresarios (especialmente japoneses y americanos) vieron la oportunidad de fabricar sus inventos prohibidos en occidente, y marcharon a refugiarse bajo el paraguas de ChinaAntiPatentes.

Alli pudieron fabricar y fabricar continuando con mejorar cada dia sus inventos.
Pero, no solo podian fabricar lo que querian, sino que además lo podían hacer con la mayor mano de obra desempleada del mundo, a salarios ridiculos. Además los Chinos tienen la particularidad de trabajar constatemente sin descanso ("trabajas más que un Chino" era otro refran muy popular en los 80). Son excelentes copiadores, repiten y repiten lo mismo de manera perfecta. De golpe eran los perfectos empleados en un pais poco industrializado.

Poco tiempo despues, aquellas empresas que dominaban el mercado en Occidente, protegidas por sus leyes de monopolio de patentes, vieron que los jovenes empresarios que se habian ido enriquecian a gran velocidad. Ellos tambien querian enriquecerse a esa velocidad, y empezaron a construir industrias en China. Al principio lentamente, pero luego fue escandaloso: desmontaban industrias entereas en occidente para meterlas en barcos dirección a China.
Los empresarios occidentales se hicieron más ricos que nunca.
Pero occidente, principal consumidor de donde salia el dinero para enriquecer a estos señores, empezo a empobrecerse. Ahora no fabricaban y vendían a otros paises, ahora solo compraban los productos traidos de China.

El empobrecimiento no era alarmante, los altos aranceles a paises dictatoriales, los altos impuestos internos a estos empresarios ricos, permitian que el flujo de dinero ahcia fuera de occidente no fuera tan rápido.

¿Y que hacian estos grandes ricos con todo ese enorme beneficio extra?
Buscaban nuevos paises en los que invertirlos: en los 90 compraban montañas en Argentina, playas en Brasil, islas en polinesia,... Se compraba "a lo grande".

No contentos con lo ricos que ya eran, tuvieron una brillante idea: reunirse y forzar a los gobiernos a eliminar los aranceles y reducirles los impuestos. El empobrecimiento de Occidente empezo a ser evidente.

Pero aún quedaba algo más.
El gobierno Chino no era idiota.
Habían permitido a los industriales extranjeros traer sus industrias contaminantes, explotar a sus conciudadanos. Pero tenían un plan. Sus industrias internas propias, de baja tecnología, eran suficientes para copiar algo mejor que un reloj o una radio. Ahora podía copiar las carísimas máquinas industriales que occidente les había puesto en bandeja.

En las fábricas, algunas máquinas solían desaparecer durante semanas. Las estaban copiando.

Tardaron 30 años, en un trabajo minucioso y lento, un trabajo "de chinos".
Poco a poco fabricaban copias cada vez mejores de todo, no lograban alcanzar la calidad de las originales, pero los precios a las que las vendían eran muy atrayentes.
Yo he visto en los mercados de Nepal o Tailandia durante una década, como los productos copia iban mejorando y mejorando hasta parecerse más a los originales: gafas de sol, calzado, CDs de música, VCDs de películas, vaqueros, ropa, mochilas, reloges, radios, cámaras, ordenadores, motos, coches....
Buscaron mercados no occidentales para vender estos productos (las motos chinas en Egipto, los móviles fálsos en Tailandia o India, las cámaras falsas en Singapur, Africa, el mundo árabe...), ya que Occidente se negaba a comprar copias patentadas.
Pero al ir copiando las máquinas industriales originales de occidente, sus productos se parecieron demasiado a los originales.

La codicia de los empresarios occidentales les había regalado en solo una década todo el desarrollo tecnológico occidental, sin gastar ni un dolar en investigación.

Y por fin lo lograron.
Felicitaría a China por ello (por no someterse a las reglas de patentes y haber sabido que lo importante era hacerse con la tecnología de la maquinaria industrial de occidente), pero no puedo, porque su riqueza no esta repartida entre sus habitantes, especialmente los trabajadores de sus industrias, que sufren en sus trabajos a la vez que permiten el milagro económico, que además ahora sufrirán las enfermedades asociadas a la alta contaminación industrial.

Llegó el día en que los productos Chinos eran tan buenos como los originales (2003). Y los empresarios empezaron a preferirlos a los que ellos mismos fabricaban.
Los industriales occidentales pasaron de fabricar microprocesadores en China (industrias occidentales con mano de obra China), a comprárselos a fabricantes Chinos.
Y ese dia, Occidente se vino definitivamente abajo. Las espectativas de futuro eran totalmente oscuras.

USA pensó, que al entrar tanto dinero en China, esta vería subir los precios (inflacción) de forma acelerada, la moneda China sufriría una fuerte subida, y entonces CHina fabricaría tan caro como cualquier otro pais, sería de nuevo rentable fabricar en occidente, y las industrias regresarían. USA podría venderle a China los productos USA de nuevo caros. EL dinero saldría de CHina tan rápido como estaba entrando.
Pero no contaron con que China no sigue las normas del juego de la economía mundial.
Se negaron a liberalizar el mercado, se negaron a subir el precio de cambio de su moneda, se negaron a subir los salarios. Se negaron a todo. Y su escalada como primer productor mundial se hizo patente.

Y China decidió que era hora de prescindir también de los exportadores occidentales. Empezó a exportar su producto, llegaron oleadas de Chinos a occidente con maletines llenos de dinero con los que compraban en un solo día a "toca teja" locales por todas las ciudades de Europa.
En España florecieron los "chinos" como "setas". Los propietarios de locales no lo podían creer, los vendían rápido y caros. Lugares como Lavapies (por todo en Mundo), donde en el año 94 no había ni un solo comercio Chino, vieron como en 5 años una de cada dos tiendas eran de Chinos.

Ante el empobrecimiento, Europa decidió que debía competir con China en precios. AL ver que los trabajadores Europeos y sindicatos se negaban, abrieron las puertas al mundo para que una oleada de millones de personas del tercer mundo vinieran a trabajar por salarios pauperrimos. Era una gran oportunidad para muchas personas que sufrian en el tercer y segundo mundo sin trabajo o con salarios de 100 dolares al dia. Al llegar a Europa, 600 euros les parecia una locura, y el efecto llamada, el euro moneda única parecida al dolar al cambio, junto a las politicas de bienvenida de los gobiernos europeos hicieron el resto: campañas constantes que llamaban al antiracismo, a la convivencia, que recordaban a "Paco se va a Alemania" constantemente en periódicos y televisiones, ni siquiera se molestaron en recordar lo maravilloso que es aprender de otras culturas, cosa que desprecian porque solo querían mano de obra barata.
La connivencia de gobiernos (que ya no exigian un visado de entrada en los aeropuertos) y empresarios que se enriquecian empleando a trabajadores sin contrato durante los primeros años, permitieron una increible y rápida entrada de millones de inmigrantes. En España en 5 años (del 2000 al 2005) se estima que entraron 6 millones de personas, un 12% de la población total y un 24% de la población activa, algo nunca visto en la historia de un pais.

USA, Canadá, Australia habían ya endurecido antes del 2000 su política de inmigración, por lo que el tercer y segundo mundo miro a Europa con su moneda única. Para 3000 millones de seres humanos, que vivian rozando el umbral de la pobreza, Europa se convirtió en su única oportunidad.

La bajada de salarios en todo Europa, no sirvió para competir con los productos hechos en China (con trabajadores muy aplicados pagados a 200 euros y con jornadas laborales de 14 horas diarias, sin derechos, el sueño de todo empresario envilecido por el dinero).

El sueldo en España bajo a los 750-950 euros por trabajador: fue el fenómeno llamado de los "jovenes mileuristas" salario evidentemente insuficiente para comprar una casa o tener una familia. La natalidad se desplomó. Fue otra de las escusas arguidas por los políticos para traer más mano de obra barata a explotar desde los paises del segundo y tercer mundo.

Y que sucedió. Pues algo mucho peor. Los empleados occidentales (especialmente los jóvenes mileuristas) ya no compraban casas, ya no pagaban colegios libros academias, ya no iban al cine, no viajaban a hoteles, no podían pagar los caros productos fabricados en España. Empezaron a aficionarse a los "todo a 100" de empresas 100% chinas. Las pocas reticencias que hacian no comprar productos Chinos (porque habían hundido el tejido empresarial del pais que no podía competir en precios), desaparecieron. Fue un efecto llamada.

Y de la noche a la mañana, algunos de los países del primer mundo, se convirtieron de golpe en economías del segundo mundo (Grecia, Portugal, Irlanda, Italia y España entre ellos).

A día de hoy. año 2012, estos países logran mantener sus economías y gastos de primer mundo (salarios en la administración de 2000 euros por persona, construcción de autopistas, trenes de alta velocidad, etc), lo logran solamente con CRéDITOS. Su producto interior bruto (osea lo que fabrican y logran vender dentro y especialmente fuera de sus fronteras, la verdadera fuente de la riqueza) se ha desplomado.

Ahora los políticos plantean una sola solución para mantener sus privilegios y estatus de vida: la privatización masiva de todo lo público (agua, sanidad, educación...). No entienden que eso solo agrava el problema, que pocos podrán pagarlo y que entraremos en la misma espiral en la que están los países tercermundistas.

La única solución para que Occidente no pierda su estado del bienestar es clara: regresar a las mismas reglas de mercado que existían antes: Cargar con impuestos arancelarios TODO lo que entre en Europa, única forma de hacer volver parte de las industrias a Europa y proteger su mercado interno.
La segunda solución es la modificación de los tratados internacionales de patentes: Si China puede fabricar saltándose todas las patentes, Europa también.

En realidad las leyes de patentes deberían mantenerse. pero reducidas a 10 años, pasados los cuales cualquier empresa puede copiar y fabricar el producto. Tienen 10 años para hacer beneficioso el invento, tiempo más que suficiente.

Nada debería ser monopolio de nadie más de 10 años (y ya me parece un tiempo algo exagerado para lo poco que vivimos). Un país no puede respetar una patente 50 años y sumirse en la pobreza y el subdesarrollo mientras unos pocos empresarios se enriquecen y frenan el desarrollo mundial. Los inventos tienen que formar parte de la humanidad a los 10 años de haberse inventado (además se le podría haber ocurrido a cualquiera lo mismo unos meses después, o puede que unos meses antes, pero no tuviera esos 12.000 euros ni la información de como patentarlos correctamente (¿te han enseñado a ti en la escuela elemental a hacerlo? No ¿Sabes siquiera donde está la oficina de patentes en Madrid, o de como se presentan los papeles de tu invento?)

Los tratados de respeto a las patentes fueron buenos para la inversión de capital privado en investigación en USA, pero hoy en día son el freno de mano del desarrollo industrial mundial.
(un nuevo invento que usa inventos patentados anteriores o se basa en ellos está sujeto a el permiso de sus propietarios que suelen pedir excesivo dinero o enredar al joven empresario en una década de costosos juicios e indemnizaciones).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe aquí tus opiniones, preguntas o conocimientos sobre el tema.