miércoles, 15 de diciembre de 2010

los indios y el incienso

Cuando llegue a la India lo primero que me impacto fue el uso masivo de incienso: hay miles de marcas y de variedades, miles de olores. Los usan en los templos, en las casas, en las cocinas, en las tiendas, en la calle, en todas partes y a todas horas. No se concibe empezar cualquier labor importante sin un rezo (puya) en el que se prende un incienso y se le ofrece al dios familiar.


El uso de inciensos en casi una obsesión, y los niños se acostumbran a su olor desde la infancia. Dicen que los indios no pueden sobrevivir fuera de la india, pero si se llevan incienso y curry consigo suelen superar la melancolía con facilidad.

Y ligado al uso del incienso, una cosa que me sorprendió en India es que, a pesar de la suciedad, no ves apenas ratones. Las despensas, las cocinas, las tiendas de comida, deberían estar rebosantes de ellos. Y sin embargo hay muy pocos.... Creo que el incienso es responsable de ello. El olor a quemado ahuyenta a los animales, y los mantiene alejados de la comida. También parece ahuyentar a moscas y mosquitos.

No podría concebir la India sin los miles de hilitos de humo aromático que embriagan las casas y las calles.